Eliminar un bloqueo de Google

Aprenda a eliminar un bloqueo de Google y a restaurar la reputación de su sitio web conociendo y respetando las políticas de Google, recurriendo los bloqueos de forma eficaz y aplicando prácticas de SEO éticas.
  • Tiro en la cabeza de un hombre alegre con sudadera con capucha a rayas, fondo claro.
    Ryan Maake Operaciones de marketing
    Autor bloque esquina derecha forma
  • 25 de octubre de 2023
  • 9 min. leer

Si estás leyendo este artículo, hay una alta probabilidad de que recientemente hayas sido "baneado de Google". No es un lugar divertido para estar, y a menudo puede tener un grave impacto en su negocio. Por suerte, hay varias cosas que puede hacer para revertir dicha prohibición y volver a contar con el beneplácito de Google.

Empecemos por fijar algunas expectativas:

  1. ¿Hay una solución rápida? La verdad es que no. Revertir una prohibición de Google no es un proceso que se realice de la noche a la mañana. Requiere paciencia, persistencia y cumplimiento de las políticas de Google.
  2. No hay trucos de magia. Esta guía no ofrece atajos ni trucos rápidos porque, francamente, no existen cuando se trata de prohibiciones de Google.

Dicho esto, todos los problemas tienen solución. Sólo se necesitan los conocimientos y el enfoque adecuados.

Políticas de Google

Antes de adentrarnos en el proceso de cómo eliminar una prohibición de Google, es importante que entendamos por qué se imponen estas prohibiciones en primer lugar. Para ello, tenemos que echar un vistazo a las políticas de Google.

¿Por qué son importantes las políticas de Google?

Google se compromete a proporcionar a sus usuarios una experiencia segura, útil y atractiva. Para garantizarlo, Google ha establecido un sólido conjunto de directrices y políticas que rigen el modo en que los usuarios y las empresas interactúan con sus servicios.

La infracción de estas políticas puede dar lugar a sanciones que van desde restricciones temporales a prohibiciones totales.

Principales categorías de las políticas de Google

Las políticas de Google cubren un amplio espectro, pero a efectos de nuestro debate, vamos a centrarnos en dos categorías principales:

  1. Directrices para webmasters: Estas políticas están relacionadas con su sitio web y su contenido. Proporcionan información sobre diseños de sitios compatibles con Google, directrices técnicas (uso de robots.txt), directrices de calidad (evitar prácticas o contenidos engañosos), etc.
  2. Políticas publicitarias: Estas normas se aplican si utiliza alguno de los productos publicitarios de Google, como AdWords o AdSense. Proporcionan orientación sobre qué tipos de anuncios están permitidos o no, cómo deben orientarse y posicionarse los anuncios, etc.

Comprender estas políticas puede ayudarle a identificar las posibles razones de su prohibición y orientar sus esfuerzos para conseguir la anulación.

Cómo mantenerse informado sobre las actualizaciones de las políticas

Google actualiza con frecuencia sus políticas en función de la evolución de las necesidades de los usuarios, los avances tecnológicos y los requisitos legales, entre otros factores. Mantenerte al día puede ayudarte a evitar posibles errores que podrían dar lugar a una prohibición.

He aquí algunas formas de mantenerse informado:

  • Visite regularmente el Centro de Política de Google.
  • Suscríbete a los blogs oficiales de Google.
  • Participe en los foros de webmasters, donde a menudo se debaten los cambios de política.

Recuerda que el conocimiento es poder. Cuanto más conozcas los principios de funcionamiento de Google, tal y como se definen en sus políticas, mejor preparado estarás para enfrentarte a retos como la eliminación de una prohibición.

Las principales razones para una prohibición de Google

Ahora que ya conocemos las políticas de Google, vamos a analizar algunas de las razones más comunes por las que Google puede haber impuesto una prohibición en su sitio web o en su cuenta. En la mayoría de los casos, Google no toma medidas tan drásticas sin motivo.

Infracciones de las normas de búsqueda (estrategias SEO no aprobadas)

El objetivo de Google es, ante todo, ofrecer a sus usuarios los resultados de búsqueda más relevantes.

Para garantizar la equidad y la relevancia, Google ha desarrollado sofisticados algoritmos responsables de sus resultados de búsqueda. Cualquier intento de manipularlos a través de prácticas de SEO no aprobadas o ataques de SEO (comúnmente conocidos como Black-Hat SEO) puede resultar en una prohibición.

Algunos ejemplos son:

  • Relleno de palabras clave: Sobrecargar tu página web con palabras clave de forma poco natural.
  • Enmascaramiento: Presentar contenidos o URL diferentes a los usuarios y a los motores de búsqueda.
  • Esquemas de enlaces: Participar en esquemas diseñados para aumentar la clasificación de su sitio manipulando el número de enlaces que apuntan a su página.

P.D. Aunque el uso de IA para SEO no es una violación directa de las búsquedas, puede causarlas indirectamente.

Violación de las políticas publicitarias

Si utiliza los productos publicitarios de Google, como AdWords o AdSense, la infracción de sus políticas publicitarias puede suponer su prohibición. Algunas de las infracciones más comunes son:

  • Tergiversación: Engañar a los usuarios sobre su empresa, producto o servicio.
  • Contenido prohibido: Promoción de contenidos no permitidos en Google, como productos falsificados, productos o servicios peligrosos, etc.
  • Actividad de clics no válidos: Generación de clics o impresiones artificiales en sus anuncios de Google.

Malware y piratería informática

Google se toma muy en serio la seguridad de los usuarios. Si tu sitio es pirateado, está infectado con malware, utiliza esquemas de phishing o es responsable de cualquier otro tipo de software dañino, puedes esperar un bloqueo inmediato (incluso si no fue culpa tuya en primer lugar).

El siguiente paso es identificar el tipo de prohibición a la que te enfrentas y partir de ahí.

Identificar su prohibición

Para conseguir que se elimine un bloqueo de Google, primero debes identificar de qué tipo de bloqueo se trata.

El planteamiento para recurrir y anular la prohibición variará en función del tipo de prohibición:

Búsqueda / Prohibición de la página de resultados del motor de búsqueda (SERP)

Una prohibición de búsqueda significa que su sitio web no aparece en absoluto en los resultados de búsqueda de Google. Esto suele ocurrir cuando se infringen las directrices para webmasters de Google.

Para confirmar si su sitio web ha sido eliminado del índice de Google, pruebe esta sencilla búsqueda:

  • Página web:yourwebsite.com

Sustituya "yourwebsite.Com" por su nombre de dominio real. Si no obtienes resultados, esto puede indicar que tu sitio ha sido desindexado por completo y se ha prohibido que aparezca en los resultados de búsqueda de Google.

Estas "prohibiciones" suelen ser de naturaleza algorítmica, lo que significa que algo que hiciste llamó la atención de uno de los muchos algoritmos de Google destinados a evitar la manipulación de los resultados de búsqueda.

Prohibición de AdSense o AdWords

Si no puede publicar anuncios con Google AdWords o no puede mostrar anuncios con Google AdSense, es probable que se enfrente a una prohibición de publicidad. Estas prohibiciones suelen deberse a infracciones de las Políticas de publicidad de Google.

Puede comprobar el estado de su cuenta en el panel de control de la plataforma correspondiente (AdWords o AdSense). Si está bloqueada, recibirá una notificación con los detalles de la infracción y la suspensión.

Acción manual del equipo de Webspam de Google

En ocasiones, el equipo de Webspam de Google puede penalizar manualmente un sitio web por infringir sus directrices. Esto es diferente de las penalizaciones algorítmicas, que se automatizan basándose en los algoritmos de Google. Ambas pueden parecer muy similares a primera vista.

Puede verificar una acción manual comprobando si hay notificaciones en Google Search Console, en la sección "Seguridad y acciones manuales" > "Acciones manuales".

Pasos para recurrir una prohibición de Google

Ahora que hemos identificado el tipo de prohibición, es hora de empezar a trabajar para conseguir eliminarla. Recuerda que la paciencia y la perseverancia son fundamentales. Google recibe innumerables apelaciones cada día, por lo que el proceso puede llevar algún tiempo.

Recurso contra una prohibición de registro

Si su sitio web ha sido desindexado de los resultados de búsqueda de Google, siga estos pasos:

  1. Identifique y resuelva las infracciones: Revise detenidamente las Directrices para webmasters de Google e identifique los casos en los que su sitio pueda haberlas infringido. Compruebe si en su cuenta de Search Console aparecen notificaciones o advertencias que puedan explicar la pérdida de visibilidad en las búsquedas. Una vez identificados, solucione esos problemas.
  2. Envíe una solicitud de reconsideración: Después de rectificar los problemas, envíe una solicitud de reconsideración a través de Google Search Console. Explique qué ha ocurrido, cómo lo ha solucionado y qué medidas ha tomado para evitar futuras infracciones.

Recurrir un bloqueo de AdWords o AdSense

En el caso de las prohibiciones de publicidad, el proceso es ligeramente diferente:

  1. Identifique las infracciones de la política: Compruebe su correo electrónico o la notificación en el panel de AdWords/AdSense para obtener detalles sobre la infracción de la política.
  2. Rectifique el problema: Realiza los cambios necesarios en tus anuncios, páginas de destino o contenido del sitio web según las directrices de la política.
  3. Proceso de apelación: Envíe una apelación a través del Centro de asistencia de Google (Ayuda de AdWords para las prohibiciones de AdWords y Ayuda de AdSense para las prohibiciones de AdSense). Sea transparente sobre el problema y cómo lo ha solucionado.

Recurso de una acción manual

Si ha recibido una penalización manual del equipo de Webspam de Google:

  1. Revise el informe de acción manual: En su cuenta de Google Search Console, revise el informe de acción manual para obtener información detallada sobre la infracción.
  2. Subsane las infracciones: Resuelva adecuadamente todos los problemas señalados.
  3. Presente una solicitud de reconsideración: Al igual que con las prohibiciones de búsqueda algorítmicas, envíe una solicitud de reconsideración explicando cómo ha abordado los problemas.

Tenga en cuenta que cada proceso de recurso requiere una transparencia absoluta por su parte sobre lo que ha ido mal y cómo lo ha corregido.

Buenas prácticas para evitar futuras prohibiciones

Después de apelar una prohibición de Google, es hora de centrarse en asegurarse de no volver a encontrarse en la misma situación.

He aquí algunas buenas prácticas a seguir para evitar futuras prohibiciones:

Siga prácticas SEO éticas

Cumpla estrictamente las técnicas de SEO de sombrero blanco descritas en las directrices para webmasters de Google. Entre ellas se incluyen:

  • Creación de contenidos originales de alta calidad
  • Utilizar palabras clave pertinentes y bien investigadas
  • Creación de vínculos de retroceso naturales
  • Actualizar periódicamente su sitio web con contenidos nuevos

Cumplir las políticas de publicidad

Si utiliza AdWords o AdSense, manténgase siempre al día y respete las políticas publicitarias de Google. Entre las acciones clave se incluyen:

  • Ser transparente sobre su empresa, producto o servicio
  • Evitar la promoción de contenidos prohibidos
  • Garantizar una actividad de clic válida

Mantenga la seguridad de su sitio web

Mantenga su sitio web a salvo de hackers y malware. Esto no sólo ayuda a evitar una prohibición de Google, sino que también protege la información de sus visitantes. Algunos consejos generales de seguridad de sitios web incluyen:

  • Actualizaciones periódicas de software y plugins
  • Utilizar servicios de alojamiento seguros
  • Implementación de SSL para una conexión segura
  • Copias de seguridad periódicas de su sitio web

Supervise el rendimiento de su sitio web

Una supervisión periódica puede ayudar a detectar posibles problemas antes de que se conviertan en problemas mayores que lleven a una prohibición:

  • Utilice herramientas como Google Search Console y Google Analytics para obtener información sobre el rendimiento de su sitio y los posibles problemas.
  • Compruebe regularmente si hay errores de rastreo, enlaces rotos o caídas repentinas del tráfico o de las posiciones en las búsquedas.

Recuerde que siempre es mejor prevenir que curar. Siguiendo las mejores prácticas establecidas, puede minimizar el riesgo de enfrentarse a otra prohibición de Google y mantener una presencia en línea saludable.

Sin prohibiciones

Lo más importante a la hora de lidiar con un bloqueo de Google es que evitarlo de forma proactiva siempre es mejor que invertir tiempo, esfuerzo y dinero en anularlo.

El cumplimiento estricto de las directrices de Google, el mantenimiento de la seguridad del sitio web, la supervisión periódica del rendimiento del sitio y la actualización de los cambios en las políticas de SEO y de publicidad pueden contribuir en gran medida a evitar futuras prohibiciones.

Enfrentarse a un bloqueo de Google puede ser intimidante, pero recuerda que no es el fin del mundo. Con paciencia, transparencia y perseverancia, podrás recuperar tu presencia online.

Añada WebFX a sus herramientas de marketing de contenidos hoy mismo

Obtener propuesta SEO

Qué leer a continuación

Atribución SEO: Cómo rastrear clientes potenciales, clientes e ingresos de SEO
  • 23 de febrero de 2024
  • 8 min. leer
Seguir leyendo
11 Mejores Alternativas a Ahrefs: Lo que dicen los Redditors, las reseñas y nuestro equipo
  • 23 de febrero de 2024
  • 9 min. leer
Seguir leyendo
Ahrefs vs. SpyFu: ¿Cuál es mejor para SEO?
  • 23 de febrero de 2024
  • 6 min. leer
Seguir leyendo